<xmp> <!-- <BODY> --> </xmp> mea parada

mea parada - J.A.Mora e Isabella Cohen


Como una respuesta al graffiti "Mujer libérate, mea parada", que a finales de los ochenta manchaba varias fachadas del este caraqueño, el Piss Liberación surge como el medio más efectivo de vaciar la vejiga femenina, sin que ello implique el contacto con orines ajenos y especies sólidas al momento de las ganas fuera de casa. Pensado para la dama discotequera que no se encarama en la poceta porque los tacones se lo impiden, para la muchacha emprendedora que a medio camino teme que un alacrán se enamore de sus glúteos y para aquellas embarazadas que se atascan en el inodoro, el Piss Liberación es el complemento post-moderno que faltaba

Las mujeres en la calle

Mary. Buhonera Mercado de la Hoyada.
¿Te parece mejor orinar parada?

-No, se perdería lo femenino, uno es mujer y se ve raro. Si no consigo dónde, me meto en un restaurant y le pago al chamo que cuida el baño. Tampoco una se sienta en la poceta, uno lo hace semi-sentado, que no haya roce.

Ana. Vendedora de loteria. El Silencio.
¿Utilizarías el piss liberación para no sentarte en las pocetas sucias?

-No sé, es que se ve incómodo, no es como uno lo hace usualmente. Si fuera plástico puede ser que lo use, es como mejor.

Santina. Vendedora de churros. Nuevo Circo.
¿Te ha sido necesario usar un producto como éste?

-Claro que ha sido necesario, me he estado reventando y los baños de por aquí son una cochinada porque casi no hay agua. Pero uno se las arregla, no me siento, lo hago casi parada porque no puedo correr ese riesgo de enfermarme. Si me enfermo pierdo el trabajo y...

Evelyn. Perrocalentera. Av. Universidad.
¿No crees que el piss liberación evitaría el traslado de la hepatitis de la poceta a la salchicha?

-Sí, claro que sí. Una se va por el cuido, hay tantas enfermedades. Yo me cuido mucho de eso, yo no orino en pocetas sucias, yo me agacho donde sea, pero en un sitio sucio no.

Carla. Buhonera. Av. Universidad.
¿Te parece bonito el piss liberación?

-Lo que me parece es práctico, porque es horroroso. Pero a la hora de la verdad lo usaría en cualquier parte...menos en la calle.

Fina. Vendedora de pantaletas. Catedral, Esquina de Salvador de León.
¿Te parece práctico el piss?

-Sí, la verdad es que sí. Pero es de papel, y no sé, prefiero evitar chorrearme aunque parece muy higiénico.

¿Preferirías uno hecho en metal?

-Ay no, me molestaría, sería demasiado frío.

Isabel. Vendedoras de jugo de Naranja. Av. Fuerzas Armadas.
¿Te gustaría usar el piss liberación?

-No sé para qué. Yo me aplasto, no me siento. Pero eso parece que chorrea, y uno no es como los hombres que tienen su cosita allí, pero en la vida hay que probarlo todo para saber.

Mayra. Vendedora de café. La Candelaria.
Aunque es desechable, ¿Cuántas orinadas crees que aguante el piss liberación?

-Mira ese cartón debe aguantar como tres idas, pero se les puede sacar fotocopia.

Luisa Maria. Vendedora de Beco. La Candelaria.
¿No te parece una ventaja orinar parada y con las manos libres?

-De todos modos tienes que agarrar el embudito, las manos no te quedan libres.

¿Y si tuviese un chupón o algo que succione para adherirse?

-Cónchale, no sé, si tuviese un chupón a cualquiera se le quitan las ganas de orinar...

El hombre detrás de todo
J.A.Mora

Omar Guevara es el cerebro detrás de Piss Liberación. Fue él quien calculó por intensas horas el caudal de orina y la curva perfecta, para lograr su tesis de mercadeo. Luego de un momentáneo éxito en años anteriores,Pedro Burgaña, un empresario, degustó la idea y decidió masificarlo en 80 vallas y 15 ventanas de por puesto. A continuación las reflexiones del hombre detrás del dinero de Piss Liberation

¿El Piss Liberación es sólo un capricho de las mujeres que ahora desean mear paradas?

-No, el piss liberación tiene muchas ventajas. La mujer sentada no se libera completamente, siempre le queda orina en la vejiga. Para ellas es una sensación extraordinaria, es como si se hubieran liberado completamente. Además se evitan los contagios, los hongos, las infecciones hepáticas que pueden adquirir en las pocetas.

Debe ser difícil poner a todas las damas a orinar de pie...

-Sí, es algo revolucionario. Las mujeres de cuarenta años o más te dicen que no van a cambiar su sistema, que es para los hombres hacerlo de pie.

Y aparte de liberarse del pipí estando paradas, ¿de qué más se quieren liberar?

-Puede ser que se quieran liberar de algo más. Yo tengo hijas y debe ser muy incómodo para ellas orinar en una discoteca, por ejemplo. Porque si el hombre entra al baño y tiene ganas de evacuar, de hacer una necesidad mayor, sólo tiene que poner los pies en el borde de la poceta y agacharse en cuclillas, pero cómo hace una señorita eso, con unos tacones puestos. Las mujeres antes no usaban toallas sanitarias como ahora, los niños no usaban pañales desechables.

¿Y no se chorrean las piernas?

-Es muy práctico, si alguien le ve una incomodidad es que no lo han probado porque piensan que les va a gotear, a chorrear. Pero no hay forma de que eso ocurra.

¿Y para los hombres el Piss puede tener un uso?

-Bueno, para los que dejan la gota también puede servir perfectamente. Porque el "pito" que venden para los hombres en las farmacias, es tan incómodo que la persona que se lo tiene que poner termina por agarrarle el instrumento.

¿Y ud. No cree que el venezolano está como acostumbrado y en el fondo es medio cochino?

-No creo, es el riesgo de su salud. Las mujeres que han sufrido hongos, dermatitis y sistitis se cuidan para no repetir la enfermedad. La ignorancia es muy temeraria. El Piss Liberación es más natural que orinar a pulso y en cuclillas.

La extremidad chiquita y malforme
Isabella Cohen

El gran cuento de nuestros tiempos es que los hombres son fisiológicamente superiores. El que piense que tener un pedazo de carne colgando en la mitad del cuerpo es un privilegio está bien loco. A mi me parecería la cosa más rara del mundo que la silueta vertical de mi cuerpo diera paso a una extremidad malforme y más bien pequeña -comparada con los brazos- sobre la que no hay mucho control, y que además viene unida a dos pelotas que son a la vez absolutamente vulnerables y frágiles.

El cuerpo de la mujer, por el contrario, es perfecto. Las tetas salen como una extensión natural del pecho y compaginan perfectamente con la silueta vertical. La vagina es ideal, estando resguardada entre las piernas.

Todo esto nos lleva a la supuesta facilidad con que orina el hombre, y los correspondientes problemas de las mujeres. Pero como mucho en esta vida, este es un asunto de tecnología y no de fisiología. Los humanos somos el producto de nuestra cultura y de los esfuerzos por remediar o perpetuar ciertos problemas.

Piss liberación es una idea tan simple como el resguardador metálico que protege las bolitas de los hombres cuando estos juegan pelota. Piss Liberación tiene tanto sentido común como los sombreros que protegen la cabeza de todos los hombres calvos. Pero, ¿quién ha controlado la tecnología?, ¿para quién se han pensado los productos?, ¿quién ha dominado todo el proceso comercial? Los hombres.

Obviamente ellos no van a ser los primeros en pensar como facilitar un proceso que pone en evidencia lo arcaico, en términos de la evolución de las especies, que es un pipí para un ser bípedo

Pero tarde o temprano y gracias al libre mercado, le dieron la vuelta al problema. Aunque alguien debió haber inventado esto hace unos cuantos siglos, el hecho es que está aquí. Usenlo, disfrútenlo y bótenlo en una papelera. Y recuerden que los hombres cargarán el de ellos pegado al estómago, por los días de los días...



----------


De regreso a la ANATOMIA DEL ALBUR